Teníamos muchas ganas de visitar la Casa de las Conchas, en Peñíscola. La teníamos muy idealizada (al menos yo), y cuando llegamos allí y la vimos tan deteriorada nos dio mucha pena.

Situada en la Calle Faraones, en pleno casco antiguo del pueblo y camino al castillo (del que os hablamos aquí), esta casa se alza frente al mar como un recuerdo de lo que fue. Creemos que está abandonada porque su preciosa fachada se ha visto afectada. Posiblemente por el paso del tiempo. 

Sabemos que la casa era de una familia de Peñíscola que se dedicaba a guiar a los turistas por el casco antiguo para promover la economía del pueblo y situarlo en el mapa. Fueron los primeros en montar una tienda de souvenirs, justo en frente. Intercambiaban conchas con la gente del puerto hasta que convirtieron la casa en un auténtico símbolo de la vida marinera.

La Casa de las Conchas, la más bonita de todo el casco antiguo, fue terminada en 1961. Ahora, después de toda la ilusión, el amor y el esfuerzo que puso aquella familia en ella, se deteriora frente al mar. Aún así continúa siendo preciosa e impresiona ver un trocito de Mediterráneo en tierra.

Tenéis más información en Castellón virtual (clic/tap aquí)

¿Qué os ha parecido? ¡Imprescindible visitarla si estás por allí! Aquí tenéis el vídeo de nuestra visita a Peñíscola.

Write A Comment

Translate »