¿Qué tener en cuenta al planear un viaje? – Parte 3

Como ya dijimos en los anteriores artículos de la serie, si no queremos dejar cabos sueltos es recomendable que dediquemos tiempo y material a planear un viaje y a contemplar todas las posibilidades que puedan presentarse. Para eso estamos haciendo una serie de artículos (aquí tienes el primero y aquí el segundo), en los que nos planteamos preguntas y las desglosamos para poder llegar al por qué de cada una de ellas. Esta vez hablaremos de nuestras aficiones y preferencias al viajar.

¿Cuáles son mis preferencias al viajar?

Cuando estamos ilusionados con un viaje podemos dejarnos llevar por lo que visita y ve todo el mundo. En cada país hay determinados sitios de interés y estos son visitados por la mayoría de los turistas pero, ¿a ti te llaman esos sitios o preferirías visitar otros? ¿Hay algún hobby que quieras desarrollar en este viaje? ¿Alguna actividad que quieras llevar a cabo? Vamos a plantearnos esta serie de preguntas para crear nuestro viaje perfecto. ¿Empezamos?

Preguntas clave

1. ¿Quiero desarrollar alguna afición en este viaje?
A veces viajar nos inspira a aprender cosas nuevas. Otras veces nos invita a llevar nuestras aficiones con nosotros y disfrutar de ellas en el viaje. Por ejemplo, si te gusta dibujar pero nunca has probado el urban sketch, viajar puede ser una buena excusa para probar. O tal vez toques algún instrumento que quieras llevar contigo o hayas decidido aprender fotografía y quieras aprovechar este viaje para ello. Entonces elige sitios que puedan favorecer el desarrollo de estas actividades. Parques, playas, santuarios… Incluso si has decidido aprender sobre historia del arte, un buen museo puede ser la mejor opción. Lo que nos lleva a lo siguiente.

2. ¿Mi afición está permitida allí donde quiero ir?
En caso de que tu afición sea la fotografía, el vídeo o hacer videoblogs, debes saber que hay sitios en los que no están permitidas las cámaras como son los museos, algunos santuarios o lugares de culto… Además hay países en los que sus habitantes no se sienten cómodos si vas hablando en voz alta en el metro o por la calle o incluso si los fotografías, ya que esto puede ser una invasión a su intimidad si no pides permiso. Así que no está de más informarse.

3. ¿Quiero viajar ligera o llevar equipo conmigo?
Muchas aficiones incluyen materiales que ocupan espacio en nuestra maleta así que debemos plantearnos si merece la pena sacrificar espacio y comodidad por estas aficiones. En caso de querer hacer fotografía o vídeo, ¿el equipo que llevas es muy pesado o es ligero e ideal para viajar? Si haces videoblogs o llevas un blog, como es nuestro caso, ¿quieres mantenerlo todo actualizado llevándote un portátil o prefieres reunir material y actualizarlo todo al volver? En caso de llevar material pesado, deberás planear tus días en base a lo que lleves en la mochila. No es lo mismo recorrerse largas distancias con la mochila llena que recorrer una ciudad entera con solo lo imprescindible. 

4. ¿Esta afición que quiero llevar conmigo tiene otros costes? ¿Necesito invertir en material antes de salir de viaje?
Cuando tenemos aficiones como la fotografía o el dibujo, debemos ser conscientes de que allí no contaremos con las facilidades que tenemos aquí. Si nos falta o perdemos algo no podemos pulsar un botón y pedir que lo traigan a casa. Es mejor comprar material de repuesto para asegurarnos de que no tendremos imprevistos a llegar allí y darnos cuenta de que no tenemos suficiente espacio en nuestra tarjeta de memoria o que la paleta de acuarelas que hemos llevado está terminándose.  

5. ¿Qué quiero que me aporte este viaje?
Cada rincón del mundo nos regala algo distinto. Sabores, vistas, aprendizaje… ¿Qué quiero que me aporte este viaje? ¿Sabores nuevos? ¿Vistas únicas en plena naturaleza? ¿Quiero aprender sobre las costumbres de otro país? ¿Quiero aprender un idioma?

6. ¿Quiero naturaleza o ciudad?
Hay ciudades que pueden parecernos preciosas pero si en ese momento queremos disfrutar de parajes naturales o playas increíbles, visitarlas no es la mejor opción. Siempre debemos tener en cuenta de qué queremos rodearnos: ¿de edificios o de montañas? Y en base a eso, elegir. 

Conclusión

Con este artículo concluimos la serie “¿Qué tener en cuenta al planear un viaje?“. Si te gusta este tipo de contenido o te gustaría que dedicásemos un artículo entero a una pregunta o tema en concreto, háznoslo saber. Te leemos aquí o en redes sociales. 

Espero que la serie te haya resultado útil (:

¡Abrazo viajero!

Más entradas

Sobre Andorra y el anhelo

Hay viajes a los que cuesta volver. Escapadas que si recuerdas con los ojos cerrados y los del corazón abiertos, corres el riesgo de que

Uso de internet en Andorra

Andorra es un lugar bien comunicado, con variedad de establecimientos y empresas a lo largo de sus carreteras pero el único inconveniente que puedes encontrar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

©2020 Viajeramente blog - Andrea Dehm y Vicente Palacios
Translate »